dimecres, 4 de juliol de 2012

Ser docent

"Nuestra tarea como docentes consiste en hacer dudar, en hacer tambalearse muchas de las realidades que estan inoculadas en la piel de nuestros alumnos o de la gente hacia la que dirigimos nuestro discurso. Es necesario un nivel de provocación intelectual bien razonado. Colocar en un escenario de duda a quienes tienes delante y quieren aprender. A menudo, cuando te sitúas en este escenario te das cuenta claramente de que somos una sociedad cargada de prejuicios. Crea mucha inseguridad tener que enfrentarse, saber gestionar, los argumentos discrepantes que se reciben. Sobre todo si estás en una posición de poder. El mundo actual tiene muy metido en sus esquemas de funcionamiento la no aceptación o la no valoración de la discrepancia. En mis clases yo siempre digo lo mismo a los alumnos: me preocuparía mucho que todo el mundo estuviese plenamente de acuerdo conmigo. Parte de nuestro trabajo intelectual es saber generar inquietudes. Debemos favorecer el diálogo socràtico para poder progresar y salir de nuestras cavernas de conocimiento."

Albert Jovell: El médico social, Ed. Proteus

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada